Promedios Móviles

Promedios Móvil Simple

Los promedios móviles simples se convirtieron en el método predilecto para rastrear los precios del mercado porque son rápidos de calcular y sencillos de entender. Los primeros profesionales del mercado operaron sin el uso de gráficas sofisticadas como es hoy en día, por lo que se basaron principalmente en los precios del mercado como sus únicas guías.

Calcularon los precios de mercado a mano y graficaron esos precios para indicar las tendencias y la dirección del mercado. Este proceso fue bastante monótono, pero resultó bastante rentable con la confirmación de nuevos estudios.

Para calcular un promedio móvil simple de 10 días, simplemente agregue los precios de cierre de los últimos 10 días y divida entre 10. El promedio móvil de 20 días se calcula sumando los precios de cierre en un período de 20 días y dividiéndolo entre 20.

Los promedios móviles se denominan en movimiento porque el grupo de precios utilizado en el cálculo se mueve de acuerdo con el punto de la gráfica. Esto significa que los días anteriores se eliminan a favor de nuevos días de precio de cierre, por lo que siempre se necesita un nuevo cálculo correspondiente al marco del tiempo del promedio empleado.

Promedio Móvil Exponencial

La Promedio Móvil Exponencial es un indicador que se deriva del uso de la Media Móvil Simple en un intento de dar una importancia progresiva a las cotizaciones más recientes utilizando un sistema de suavizado exponencial y que tiene en cuenta todos los datos de la serie.

¿Para qué sirve?

Su función principal es la de suavizar las series de datos sobre las que se calcula, permitiendo ver de forma más clara la dirección actual, es decir su tendencia.

Por su forma de cálculo la media móvil es un indicador seguidor, no líder. Y presenta un retraso de tantas sesiones como indica su periodo de cálculo. A diferencia de la media móvil simple, y la media móvil ponderada, la Promedio Móvil Exponencial efectúa sus giros antes y por tanto es más sensible a los cambios de dirección de los precios.

Permite diseñar sistemas de trading, de compra y venta automáticos. Establecer soportes y resistencias dinámicos en distintos plazos temporales.

¿Cómo se utiliza?

Dependiendo del periodo que se plantea la inversión se ajusta el plazo de cálculo de la media móvil. Así para plazos cortos el periodo de cálculo oscila desde los 3 a los 25 días, para el medio plazo de 30 a 75 días y para el largo plazo entre 100 y 200 días.

Su mejor función se obtiene con los mercados en tendencia, ayuda a aplicar la máxima de inversión de “alargar los beneficios y cortar las pérdidas”.

Indicador de Tendencia

Se puede usar como indicador de tendencia para el plazo que se analice según su periodo. Si los precios están por encima de la media móvil estarán en tendencia alcista, si los precios están por debajo de la media móvil estarán en tendencia bajista. 

Se puede utilizar para generar señales de compra cuando los precios cortan al alza el valor de la media móvil. Se genera una señal de venta cuando los precios cortan a la baja el valor de la media móvil.  Se puede utilizar para determinar niveles de soportes y resistencias dinámicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *